Canal de Castilla de Norte a Sur en bici

Aunque mucho menos conocido que otros canales europeos, el Canal de Castilla es una obra de ingeniería impresionante que no desmerece a estos y fue una solución muy importante para el transporte de mercancías pese a su efímera vida.

El Canal de Castilla se empezó a construir en 1753, pero desde el siglo XVI ya se habían empezado a estudiar las posibilidades de la cuenca del río Pisuerga para la creación de un canal navegable, que mejorara la deficiente red de comunicaciones que dificultaban el transporte de mercancías.

El proyecto inicial contemplaba la ejecución de 4 ramales entre Segovia y Reinosa, pero solo se llegaron a realizar 3: norte (construido parcialmente desde Alar del Rey hasta Calahorra de Ribas), sur (desde El Serrón hasta Valladolid) y de campos (desde Calahorra de Ribas hasta Medina de Rioseco).

Nuestra intención es recorrer en bicicleta los ramales norte y sur en 4 etapas. Estamos poco entrenados y sabemos que será duro, pero queremos disfrutar del viaje y conocer el canal y la industria creada en su entorno por lo que iremos a ritmo tranquilo.

Nuestro punto de partida es Valladolid donde tomamos el tren hasta Alar del Rey. Aquí nace el canal tomando el agua del río Pisuerga. Comenzamos una etapa de 37 km que nos llevará hasta Osorno.

El ramal norte es el que mayor desnivel tiene que salvar por lo que al poco de comenzar empiezan a sucederse las esclusas y antiguas fábricas harineras, papeleras, … que aprovechaban el agua del canal. Casi todas estas industrias están hoy abandonadas.

Al llegar a Herrera de Pisuerga, el canal cruza el Pisuerga y encontramos un barco turístico. Aunque el canal ya no es navegable en su totalidad, ciertos tramos se mantienen activos para su uso turístico.

La jornada se ha alargado más de lo previsto y los últimos tramos, mucho más rectos y monótonos, se nos han hecho interminables.

Empezamos la 2ª etapa de 22 km entre Osorno y Frómista. Es la más corta de las planificadas, lo que nos vendrá bien para descansar.

La navegación por el canal estaba pensada para que las barcazas fueran arrastradas por animales, por lo que paralelo al canal se construyeron caminos de sirga que aprovechamos en nuestro viaje. En la mayor parte de los tramos es posible utilizar ambos márgenes durante el recorrido.

Hoy hemos cumplido el horario previsto y hemos llegado a Frómista a medio día. Visitamos la esclusa cuádruple (única en el canal) antes de ir a reponer fuerzas. Espectacular, pero es una pena que hayan eliminado las compuertas de casi todas las esclusas sustituyéndolas por barreras de hormigón que desvirtúan la descomunal obra. Por la tarde aprovechamos para visitar el patrimonio de Frómista donde destacan sus iglesias románicas.

El cansancio acumulado además de la previsión de altas temperaturas para los próximos días, nos han hecho cambiar los planes de las 2 últimas etapas. Cogemos el tren en Frómista hasta Palencia (40 km de etapa) y realizamos parte del trayecto que teníamos previsto para hoy en sentido inverso. Debido a la reducción de viajeros por el Covid-19, RENFE solo ha dejado un tren diario entre Alar del rey y Valladolid por que limita mucho las opciones para combinar tramos en tren y bicicleta.

En las poblaciones más importantes se construyeron dársenas y grandes almacenes para facilitar las tareas de carga y descarga de las mercancías.

Por la tarde paseamos por el casco urbano de Palencia y visitamos su catedral, la bella desconocida, sencilla por fuera pero su interior impresiona. Imprescindible su visita.

Hoy tocaría la última etapa entre Palencia y Valladolid, pero al igual que ayer, tomamos el tren por la mañana hasta Valladolid y remontamos el canal hasta la esclusa 42.

Nos hemos dado cuenta de que habíamos pecado de optimistas dejando para los 2 últimas días etapas excesivamente largas para nuestra forma física pero contar con el tren nos ha permitido tener un plan B y llegar al final aunque tenemos que volver para hacer estas etapas completas y quien sabe si también el ramal de campos que no entraba dentro de nuestros planes para este viaje.

Con la apertura de la línea de ferrocarril entre Venta de Baños y Alar de Rey en 1860, la rentabilidad del Canal de Castilla fué disminuyendo hasta que en 1959 se abandona definitivamente la navegación comercial siendo utilizado actualmente para el regadío y algunos tramos para el uso de barcos turísticos.

Más información sobre el Canal de Castilla:
http://www.canaldecastilla.org/

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sarrera gehiago

Otras entradas