Castillo de Muñatones

¿Cómo se vestían las damas en los siglos XI y XV? En el Castillo de Muñatones en Muskiz, dentro de las jornadas europeas del patrimonio lo hemos descubierto.

Bajo el amparo de las Jornadas Europeas de Patrimonio y de la mano de la Ferrería el Pobal hemos podido descubrir como se vestían damas de épocas pasadas.

En Muskiz, franqueado por Petronor y algunas viviendas nos podemos encontrar con el Castillo de Muñatones, pero para el post de hoy ya que nos vamos a la edad media, imaginémoslo siendo dueño y señor de todo lo que le rodeaba. Y es que no estamos hablando de cualquier torre, si no de la única torre de Bizkaia que puede calificarse como castillo.

Gracias al evento organizado por la Ferrería de El Pobal y la asociación Otsolur podemos conocer tanto la historia del lugar, las costumbres de la época y en esta ocasión conocer como vestían las damas de torres y castillos entre los siglos XI y XV.

Todas las prendas que vamos a ver son reproducciones hechas a partir de documentación y cuadros de la época. Comencemos!

El denominador común de todos estos siglos es la superposición de capas y capas. y aunque no esté documentado, vamos a partir de la base de que todas las damas llevaban algún tipo de ropa intima y una saya, que a lo largo de los siglos evolucionará con aberturas en un costado y en la forma del cuello.

En el siglo XI se cubren con un vestido de lana, dejan ver parte de la saya y cubren su cabello y cuello con telas.

En el siglo XII, los vestidos se llenan de estampados y ribetes, se ponen de moda las trenzas extra largas que consiguen mediante postizos de pelo de caballo.

En el siglo XIII el vestido es sustituido por un peyote, que deja las brazos y costados al descubierto, se llena de pieles y estampados y capas atadas con cuerda.

castillo de muñatones

Si hoy te crees una moderna, olvídate, porque las del siglo XIV nos dan mil vueltas, se ponen de moda los vestidos bicolor, revestidos de piel y capas de viaje que ya quisiéramos hoy.

Y en el siglo XV se vuelven locas con los tocados, postizos, telas enrolladas, cuernos. Mangas extralargas con las cuales es imposible hacer nada, el cinturón sube a marcar el pecho y allá por el año 1450 los escotes bajan y aparece el tocado de princesa puntiagudo que muchos conocemos.

Esto es solo una pequeña pincelada de lo que hay documentado respecto a la vestimenta femenina, si te has quedado con ganas de saber más te recomiendo una visita al Museo de Telas Medievales en Burgos.

Altamente recomendable, te guste la ropa, la historia, las torres o las ferrerías.

Para más información visita las páginas del Castillo de Muñatones, La Ferrería de El Pobal, Otsolur Elkartea o el Museo de Telas de Burgos.

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *