Dolomitas y la cueva de Pozalagua

Estamos en la fase 3 y los museos como Dolomitas y la cueva de Pozalagua abren sus puertas. Pero, ¿Es seguro ir? ¡Por supuesto que sí!

En cuanto supimos que los museos empezaban a abrir sus puertas ya estábamos reservando cita. Sabíamos que la mascarilla y el gel iban a ser nuestros fieles acompañantes, lo que no esperábamos eran tantos carteles de “no tocar” y cintas de “ponte aquí”.

Elegimos ir a visitar el único patrimonio industrial del valle de Karrantza. Hablamos de la fábrica Dolomitas y la cueva de Pozalagua. Aprovechando que en El Karpin no había que reservar entrada, lo dejamos a expensas de la climatología.

Llegamos a Dolomitas, gel para las manos, un felpudo para las suelas, sigue las flechas, no toques y ponte aquí. Qué decirles queridos lectores, las sensaciones fueron raras pero en un minuto nos acostumbramos y fuimos todo oídos a nuestra, lógicamente, algo desentrenada guía. Solo queda en pie la quinta parte de lo que era la fábrica, lo que fue la estación de descarga del mineral (la única que queda en pie). Algunas de las áreas de la estación, como los silos, permanecerán cerradas hasta la nueva normalidad, pero aún así Dolomitas es una visita obligada, sobre todo para entender el por qué de Pozalagua.

¿Qué fue primero, la gallina o el huevo? ¿La cantera de Pozalagua o la fábrica? En este caso la fábrica fue primero, se construyó en 1947 junto a la linea de ferrocarril Bilbao – Santander y el mineral, la Dolomía, se traía desde Gibaja (Cantabria) y hasta 1955-56 no se empezó a explotar la cantera de Peña Ranero.

Para transportar el mineral desde allí arriba, se reutilizó un tranvía aéreo, construido en 1929, que había estado instalado en la mina Mame de Trapagaran.

La importancia de este trazado es que fue el último que hubo en Bizkaia, cubría una distancia de 2.888 metros y un desnivel de 281m, se sustentaba por 27 caballetes metálicos de los que hoy quedan apenas 4 y estuvo en funcionamiento hasta el cierre de la fábrica en 1976.

Y un día de los inocentes de 1957….¡Boom! Una de las explosiones deja al descubierto una cavidad, por el que hoy en día se entra a la cueva. Tras este hallazgo, hubo que modificar la extracción del mineral para dañar lo menos posible a las formaciones que hay en su interior. En 1975 el ayuntamiento de Karrantza decidió cerrar la cantera para salvaguardar Pozalagua y en 1991 la abrieron al público para el disfrute de todos.

Antes del covid, en Pozalagua se había empezado a permitir la realización de fotografías sin flash en un área concreta. En la situación actual han dado un paso atrás y vuelve a no ser posible fotografiar esta maravilla. Lo intentaremos para un próximo post. 

Dolomitas del Norte

Barrio Ambasaguas, s/n
48891 Karrantza, Bizkaia

Información y reservas:
649 811 673
pozalagua.kobazuloa@gmail.com
web de Pozalagua

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *